Peeling corporal

Dentro de los tratamientos corporales, el peeling o exfoliación se ha revelado como uno de los más importantes a la hora de tratar nuestra piel y mantenerla joven y tersa. El objetivo del peeling es, ante todo, purificar y oxigenar la piel, preparándola para cualquier otro tipo de tratamiento que se realice a continuación, ya sea hidratación, tratamiento anticelulítico o reafirmante. Se eliminan las células muertas realizando una descamación superficial, y así, la piel recibirá mejor los principios activos y los tratamientos serán más efectivos.

La piel se renueva cada 28 días, pero la polución, el uso continuado de cremas y maquillajes y el sudor hacen que este proceso se ralentice y los poros se obstruyan; de ahí la importancia de una buena exfoliación corporal si queremos que la piel siga teniendo un aspecto radiante y sano por mucho tiempo. Gracias al peeling, además del propósito estético, conseguiremos que la piel no se deshidrate y eliminaremos las posibles manchas producidas por el paso del tiempo o por una exposición prolongada a los rayos solares.

 

 

Cookies

Usamos cookies para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies