Estreñimiento en el embarazoEl estreñimiento se define cuando hay una evacuación intestinal infrecuente o una dificultad para la expulsión de las heces. La frecuencia es variable en cada persona y por ello se puede hablar de estreñimiento cuando se producen menos de tre evacuaciones intestinales a la semana.
La Reflexología es muy eficaz, suele hacer efecto el instante o a las pocas horas, aunque para mejorar a largo es mejor tener sesiones regulares. También se pueden recomendar cambios de hábitos alimenticios, caminar, nadar, masajear…


Causas de estreñimiento en el embarazo:
• Hormonal: la progesterona disminuye el movimiento intestinal, se enlentece haciendo que las heces sean mas secas y duras porque se absorbe el líquido con el colon.
• Consumo de hierro oral: la mayoría de las mujeres toman hierro sin tener anemia, por prescripción. La mayoría de preparados estriñen.
• Mecánico: a medida que aumenta el útero de tamaño los intestinos tienen menos espacio, al final del embarazo suele empeorar.
• Hábitos: el sedentarismo nos impide estimular el intestino como estamos diseñados a hacer por naturaleza. muchas embarazadas no se mueven lo suficiente.
El estreñimiento a veces provoca la aparición de hemorroides, otro problema que se suele agudizar al final del embarazo.
Las hemorroides son venas engrosadas que pueden estar dentro oo fuera del ano, suelen sangrar al defecar y son dolorosas. Son equivalentes a las varices, así que hay un problema de retorno venoso y de compresión. Al final del embarazo no se puede liberar la compresión abdominal, se puede favorecer la higiene postural, que el peso no recaiga sobre el ano.
Así creamos un círculo vicioso entorno al estreñimiento:
Toma de hierro innecesaria — Estreñimiento — Hemorroides — Pérdida de sangre (Anemia) — Toma de hierro — Estreñimiento — Hemorroides — Pérdida de sangre (Anemia) — Toma de hierro…
Una forma de prevenir el estreñimiento es llevar una dieta alta en fibras.
La fibra está presente en alimentos de origen vegetal, por lo que está especialmente indicado el consumo de hortalizas y verduras, futas frescas y desecadas, legumbres, cereales integrales y derivados de frutos secos. Como norma general se aconseja consumir todas las verduras y hortalizas excepto las flatulentas como las alcachofas, col, coliflor, coles de Bruselas, pimiento, pepinos, rábanos, cebolla, puerros.. y todas las futas astringentes como el pomelo, plátano, membrillo.. si bien, habrá que valorar la tolerancia de cada individuo, con el fin de no hacer la dieta mas estricta de lo necesario. Conviene tomar las frutas frescas y con piel, sin olvidar lavarlas bien antes de consumirlas.

Zumos de remolacha, espinacas crudas, rúcula, fibra en cereal, ciruelas..